Una semana de buenos chistes nacionales y de los otros

  Todo comenzó el lunes o martes cuando los representantes del FPV en la Legislatura porteña sugirieron el cambio de nombre a la Autopista Panamericana. Todos sabemos que la misma, no es ni más ni menos que la ruta 9. Pero si bien por detrás de ésto esta el antiguo dirigente peronista Kunkel, le hicieron poner la cara a la diputada Victoria Mara Brower. El nombre en discordia, es Patria Grande. El argumento? ‘Panamericanismo’, es una palabra de origen y práctica «neoliberal». 

   La continuidad tuvo que ver con la sonrisa (o risa) del Secretario de Comercio Interior, el despeinado Augusto Costa, cuando comentó, casi con vergüenza, que en su lista de precios cuidados estaba el fernet. Buena bebida, dicen… (o sonrió porque le alegra la vida ese detalle? Nunca lo sabremos….).

    El siguiente fue el Ministro de Economía, Axel Kicillof, que una vez más agarró al tomate como parámetro de la economía. Hace unos meses, basó su teoría del aumento de precios en este fruto rojo, luego el fruto se le volvió negro porque no bajaba, y en la semana le sirvió para explicar  «que el aumento del mismo había sido simplemente estacional y que por lo tanto, la inflación no es tal».

   Luego apareció «Ricardito», medio grande ya, para ser llamado como tal. Digo, podríamos referirnos a él como Ricardo Alfonsín Junior, Ricardo Alfonsín (H) o dado que Ricardo Alfonsín (el ex presi, digo) no vive, el diputado Alfonsín. Bueno, la cuestión es que este señor emitió un tuit donde manifestaba  «que algunos medios hablaban de la reducción del impuesto a las ganancias como un invento de Massa, pero que ellos (léase UCR), tenían años diciéndolo». Dos opciones: o el señor Alfonsín está celoso de Massa o el señor Alfonsín aún no se dio cuenta (no digo saber) que para que los medios hablen de él, debe poner poner plata.

   El mejor de los chistes llegó con  el Encuentro Federal de la Palabra que inauguró Cristina en Tecnópolis junto a un «standapero», un «hiphopero» y el señor Pepe Soriano. Este señor, un gran actor, dijo unas palabras que alguna vez escribió Neruda: «…salimos ganando. Se llevaron el oro y nos dejaron el oro. Se llevaron mucho y nos dejaron mucho… Nos dejaron las palabras.» Nadie (mucho menos yo, osaría discutir a Neruda), pero la verdad es que se llevaron mucho y el pueblo al que saquearon, ya tenía palabra.

  Demasiados chistes desagradables en la semana, para terminar escuchando la pavada de alguien que cree que «la palabra» comenzó con el Siglo de Oro español.

 

   

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s